PNPyE Lobesia botrana - Vigilancia

Sistema de Vigilancia

El sistema de vigilancia establecido se basa en acciones de vigilancia general, basada en encuestas a especialistas y de vigilancia específica, implementada a través del relevamiento de insectos adultos con trampas y de formas juveniles mediante prospección visual.

Como actividad fundamental de las acciones de vigilancia específica se ha establecido una red de monitoreo basada principalmente en la utilización de trampas de atracción sexual con atrayentes específicos para machos adultos sobre todas las áreas productivas de cultivo de vid del país.

El diseño de la red contempla la colocación de al menos dos trampas cada 111 has de territorio cultivado en el que haya presencia de vid. Adicionalmente se instalan trampas en todo aquel sitio que constituya un punto de concentración de material de riesgo como bodegas, empaques, centros de acopio y viveros.

Estas trampas son revisadas con una frecuencia semanal o quincenal, según la zona, trabajando en forma integrada con los gobiernos provinciales (Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria de Mendoza, Dirección de Sanidad Vegetal, Animal y Alimentos de San Juan, Dirección General de Agricultura de La Rioja, Dirección General de Sanidad Vegetal de Neuquén, Secretaría de Fruticultura de Río Negro, etc).

A los fines de registrar, procesar y analizar la información resultante de la red oficial de monitoreo, se ha desarrollado, a través de la Dirección de Tecnología de la Información de SENASA, un sistema informático con una base de datos centralizada. La misma opera a través de internet con usuarios debidamente registrados.

 

Red oficial de monitoreo

Durante la Campaña 2010-2011 se instalaron más de 5300 trampas, las cuales fueron revisadas periódicamente. Las mismas se distribuyeron en el terreno siguiendo un esquema de ordenamiento espacial basado en una grilla numerada preestablecida, cubriendo todo el territorio nacional. La división del país se realizó en cuadros regulares de 1000 ha. Cada cuadro se subdividió en 9 cuadros de 111 ha., denominando a cada uno con un código alfanumérico único. Estos cuadros son tomados como base para la asignación de las áreas de trabajo, la ubicación e identificación de las trampas y el manejo de la información.

Durante la Campaña 2011-2012 se pretende duplicar la cantidad de trampas instaladas.

De acuerdo con sus características geográficas y la distribución de los cultivos a monitorear, cada provincia se encuentra dividida en zonas. En cada zona, cada monitoreador recibe una determinada cantidad de cuadros que constituyen su área de trabajo asignada.

A través del seguimiento de estas trampas se delimita el área de dispersión actual de la plaga y se posibilita la detección temprana de nuevos focos, contribuyendo al establecimiento de las áreas bajo cuarentena.

 

Visualizador y mapas de ubicación de trampas

Mapas de capturas Campaña 2010 -2011

Mapas de capturas Campaña 2011-2012

 

Estaciones de Monitoreo

El objetivo de la instalación de las estaciones de monitoreo es realizar un seguimiento detallado de la biología de la plaga, a fin de generar información del estado de situación en diferentes áreas de cultivo de la provincia de Mendoza, donde se encuentra presente la misma, contribuyendo a la identificación de los momentos oportunos para implementar las estrategias de control.

Las estaciones de monitoreo comprenden una superficie circular de 2 km de radio con centro en una ubicación geográfica específica y se encuentran numeradas del 1 al 5. Cada una de ellas está constituida por 10 sitios de monitoreo, distribuidos homogéneamente en viñedos seleccionados en el área delimitada.

En los sitios de monitoreo, identificados con una letra (desde la A hasta la J), se realizará el seguimiento de la presencia de la plaga mediante captura de adultos mediante trampas con cebos atrayentes y prospección visual de estadíos juveniles.

Cada sitio de monitoreo posee tres trampas de atracción sexual, distanciadas a 50 m entre sí, cuya disposición forma un triángulo equilátero ubicado en un lote de producción o en lotes adyacentes.

Los registros de las trampas permitirán identificar, en función del momento del año y del estado fenológico del cultivo, el desarrollo de cada una de las generaciones de la plaga en la zona.

La revisión y registro de datos de las mismas se ejecutará de acuerdo con las pautas establecidas en el Manual de Procedimiento para el Monitoreo.

La prospección se realizará mediante la observación visual de formas juveniles (huevos, larvas y pupas) en un determinado número de plantas de vid, ubicadas en los sitios de monitoreo.

La prospección brindará información detallada acerca de la evolución de todos los estadíos de la plaga en cada generación que se produzca durante su ciclo anual, en relación con la época del año y el estado fenológico del cultivo.

En cada sitio de monitoreo se realizará una prospección visual, identificando la presencia y el estado de huevos y larvas que se encuentren en las inflorescencias y/o racimos y la presencia de pupas que se hallen en hojas, inflorescencias, racimos y tallos.

Estación de Monitoreo 1 - Maipú

Estación de Monitoreo 2 - San Martín

Estación de Monitoreo 3 - Tunuyán

Estación de Monitoreo 4 - Luján de Cuyo

Estación de Monitoreo 5 - San Rafael


Registro de curvas de vuelo


Como fue considerada esta información por otros visitantes

Mala
Excelente
Puntaje 4.7/5, votos: 3