Programa Nacional de Prevención del Huanglongbing (HLB)

El HLB es una enfermedad producida por la bacteria Candidatus Liberibacter sp. Esta enfermedad afecta a los cítricos y a determinadas plantas ornamentales (Ej: Murraya paniculata - "Mirto") , su transmisión se produce a través de yemas infectadas y a través de dos especies de insectos psilidos vectores.  Uno de ellos, llamado Diaphorina citri, que se alimenta de savia en los brotes tiernos de la planta se encuentra presente en algunas zonas del país.

En el año 2004 el HLB se detectó por primera vez en el continente americano, en Brasil, y en el año 2005 en los Estados Unidos de Norteamérica, extendiéndose posteriormente a  varios países de Centroamérica como por ejemplo Cuba, México y Costa Rica.

Debido a la rápida transmisión de esta enfermedad en los cítricos, su disminución productiva de entre 5 a 8 años en plantas infectadas y su presencia en regiones productoras cercanas a nuestro territorio (300 km de la frontera Argentina, en el Estado de Paraná, Brasil) se implementaron medidas preventivas por parte de las autoridades nacionales.

De esta manera surge el Programa Nacional de Prevención del HLB, cuyo objetivo principal es evitar el ingreso y la dispersión de la enfermedad en nuestro  país y que de esta manera ponga en riesgo la producción citrícola.

El Programa se basa en un fuerte trabajo fitosanitario de prevención, fundamentado en tareas de monitoreo, identificación de síntomas y servicios de diagnóstico en laboratorios especializados, para detectar tempranamente la presencia de la enfermedad, además de hacer hincapié en proyectos de investigación, capacitación y la implementación de una campaña de difusión y sensibilización a productores, viveristas y a la población sobre el daño que el HLB puede causar a la citricultura de nuestro país.

El Programa Nacional de Prevención del HLB consiste en:    

  • Prevenir el ingreso de HLB al Territorio Nacional.
  • Implementar sistemas de vigilancia para la detección precoz de  la enfermedad.    
  • Desarrollar campañas de difusión, concientización, capacitación de la plaga.
  • Implementar un plan de contingencia para el control de la enfermedad en caso de la aparición de brotes en el Territorio Nacional.

El manejo de la enfermedad esta basado en la prevención, que para ser realmente efectiva debe ser implementada de manera colectiva por viveristas, citricultores y la población en su conjunto.

La denuncia de la presencia de sintomatología sospechosa de HLB es de caracter obligatorio (Ley 26.888. Programa Nacional para la Prevención de la Enfermedad HLB de los Citrus. Boletín Oficial de la República Argentina. Buenos Aires, 4 de octubre de 2013.), la misma puede ser realizada via correo electrónico a alerta@prevencionhlb.gov.ar o dvm@senasa.gov.ar o telefónicamente comunicandose al 0800-999-2386.

 Características de la enfermedad

Agente causal:

Candidatus Liberibacter sp.

Posición taxonómica

Dominio: Bacteria
Phylum: Proteobacteria
Clase: Alphaproteobacteria
Orden: Rhizobiales
Familia: Phyllobacteriaceae

La enfermedad es causada por la bacteria Candidatus Liberibacter sp. y daña a todos los cítricos y a algunas plantas ornamentales al afectar la normal circulación de savia y nutrientes. Se propaga solo a través de yemas infectadas o por insectos vectores (Diaphorina citri, presente en algunas zonas del país) que se alimentan de savia en las hojas y brotes tiernos de las plantas hospederas

Hasta el momento se conocen solo tres variantes del patógeno:

Candidatus Liberibacter asiaticus (presente solo en países de América y Asia)
Candidatus
Liberibacter americanus (presente solo en Brasil)
Candidatus
Liberibacter africanus (presente solo en países de África)

Las plantas jóvenes infectadas no llegan a producir y las adultas pasan a ser improductivas en 5 a 8 años, luego de haber contraído la enfermedad.

Hasta el momento no existe tratamiento para esta enfermedad, por ello, la única alternativa de manejo es la eliminación de la planta afectada ya que constituyen un reservorio de la bacteria y de esta manera puede ser transmitida a otras plantas no infectadas.

Reconocimiento de síntomas:

Una planta infectada presenta hojas amarillentas, las cuales deben examinarse para  determinar si es sospechosa de la afección. Otros síntomas son la caída de frutos y de hojas (defoliación de ramas).

   

  • Síntomas en frutos

Síntomas externos: desarrollo asimétrico y reducción de tamaño. Presencia de manchas verde claro en la cáscara que contrastan con el verde normal del fruto y además suele observarse una inversión en el sentido de la maduración.

Síntomas internos: aumento de acidez y disminución de jugo. Aborto de semillas y en la columela se observa que los haces vasculares toman una coloración anaranjada; además suele observarse un color anaranjado o marrón anaranjado en el punto de incersión del pedúnculo.

   

  • Síntomas en hojas

Moteados asimétricos e irregulares de coloración verde clara y amarillenta. En las nervaduras se puede observar engrosamiento, aclaración y en ocasiones su aspecto puede tornarse corchoso.

     

  • Síntomas en ramas

Color amarillento, defoliación, caída prematura de frutos.

Todos estos síntomas varían de acuerdo a diversos factores, como variedad, edad de la planta (los síntomas se observan mejor en árboles jóvenes que en los más desarrollados), época del año (los síntomas son más evidentes en otoño e invierno), etc. Además debe aclararse que los sintomas pueden confundirse con otras patologías y con deficiencias nutricionales, por lo cual la única forma de asegurar que una planta se encuentra afectada por HLB es a traves de la realización de análisis de laboratorio que confirmen la presencia de la bacteria causal de la enfermedad.

Como fue considerada esta información por otros visitantes

Mala
Excelente
Puntaje 4.9/5, votos: 56