Sclerotinia sclerotiorum

Plaga (nombre vulgar): 
Podredumbre de la base del tallo y del capitulo, "damping off" o mal de los almácigos
Tipo de plaga: 
Hongo
Hospederos:
Duraznero, Girasol, Maní, Soja, Tabaco, Tomate, Zanahoria
Programa fitosanitario: 
Programa de vigilancia Fitosanitaria en Tabaco (Sinavimo)
Características Biológicas: 

Taxonomía: Dominio: Eukaryota, Reino: Fungi, Phylum: Ascomycota, Clase: Ascomycetes, Subclase: Leotiomycetidae, Orden: Helotiales, Familia: Sclerotiniaceae. 

Descripción: El mal de los almácigos o "damping off" es una enfermedad causada por los patógenos Rhizoctonia solani y Sclerotinia sclerotiorum. Se manifiesta por los síntomas que ocasiona en el tallo a nivel del suelo, produciendo una mancha color castaño oscuro o negruzco que va extendiéndose formando un anillo que estrangula la planta y le ocasiona la muerte. El síntoma de manifestación exterior es el amarillamiento pronunciado de las hojas inferiores y el decaímiento de la planta en horas de temperaturas elevadas. Sclerotinia sclerotiorum se caracteriza por un micelio blanco algodonoso con presencia de esclerocios oscuros de tamaño reducido.

En el cultivo de Girasol, las plantas pueden ser atacadas en todos los estadíos fenológicos pero se ha comprobado que son más sensibles en el estadío de botón floral o primera semana de floración. Ataca al cuello, al tallo y al capítulo.

-Ataque al cuello: se distingue a nivel del suelo una mancha húmeda que avanza en forma de cuña y a los 5 ó 6 días desintegra totalmente la médula quedando con un aspecto enriado. La planta sufre un brusco marchitamiento y posteriormente muere. 

-Ataque al tallo: se producen manchas similares a las observadas en la región del cuello, que se cubren de micelio y esclerocios.

-Ataque al capítulo: la infección es fácilmente reconocible pues el capítulo queda totalmente destruído y los tejidos caen al suelo quedando solamente un conjunto de fibras blancas que corresponden a los haces vasculares. El comienzo de la infección es visible normalmente en la base del capítulo en el punto de inserción con el tallo, donde aparece una mancha de color castaño al principio, que luego se torna húmeda y se decolora. El micelio crece entre los aquenios del capítulo y luego se endurece, formando esclerocios u órganos de resistencia de color negro con aspecto de un típico enrejado.

El hongo sobrevive en el suelo y en los residuos del cultivo bajo la forma de esclerocios. También se puede propagar mediante trozos de micelio en el interior de las semillas. Este hongo puede parasitar malezas y ser dispersado a través de instrumentos agrícolas y de animales. Los esclerocios pueden sobrevivir de tres a siete años en el suelo. Los mismos pueden germinar dando micelio, produciendo la infección en la base de los tallos o bien formar apotecios e infectar al capítulo. La infección en el capítulo tiene su origen en las ascosporas provenientes de los apotecios maduros que constituyen el cuerpo fructífero sexual. Gracias a las lluvias de fines de verano maduran las ascosporas, que luego serán diseminadas por el viento. La infección permite la producción de micelio en cantidad con desarrollo de esclerocios, los cuales caen al suelo cuando el tejido del capítulo se destruye por la acción del hongo.

En el cultivo de Soja, Ataca  hojas, tallos, vainas y semillas.
El marchitamiento y secado de las hojas en estado R3 y R4 es el primer síntoma de esta enfermedad. En los tallos, los sitios de infección originales son los nudos de la parte media de los tallos, en donde se observan manchas oscuras, blandas, que se recubren de micelio blanco algodonoso. Posteriormente se forman sobre las lesiones esclerocios negros, que son la forma de resistencia del hongo. Cuando las plantas llegan al estado R7, los tejidos epidérmicos afectados se desintegran y el ataque llega a la médula. El micelio algodonoso crece en todas las partes de la planta infectada, lo que es un signo característico del patógeno. Los esclerocios se forman en la parte exterior de los tallos sobre el micelio y dentro de la médula, tomando forma alargada.
En vainas y semillas se forman esclerocios externa e internamente, tomando éstos una forma redondeada, y pudiendo reemplazar a las semillas. Si la vaina se infecta temprano, las semillas no se forman, o si lo hacen, son chatas, arrugadas y a veces se infectan y se cubren de micelio. Las chauchas de las plantas infectadas se reducen en tamaño y a veces están ausentes.

En el cultivo de Tomate, existen dos tipos de infección, en la base del tallo (por la acción conjunta de S. sclerotiorum y S. minor) y en la parte aerea (S. sclerotiorum). En el primer caso se observa el marchitamiento y eventualmente la muerte de la planta debido a una pudrición en el cuello que se manifiesta primero como una mancha húmeda expansiva la que, en condiciones de mucha humedad, desarrolla un micelio blanco algodonoso abundante y luego escierocios negros grandes, hasta 1 cm. o más (S. sclerotiorum) o pequeños, hasta 1 a 2 mm. (S. minor); dichos esclerocios pueden formarse tanto externa como internamente en el tallo donde se adaptan, en forma y tamano, al espacio medular. Ei ataque en la parte aérea se detecta generalmente durante la floración o algo más tarde. En las axilas de las hojas, o en ciertas partes aéreas del tallo donde quedan adheridos los pétalos caídos, puede comenzar una mancha húmeda que en condiciones favorables se extiende rapidamente hacia arriba y hacia abajo. Mas tarde aparece el micelio blanco ya descripto y los escierocios grandes de S. sclerotiorum. Los frutos también se pueden infectar dando una pudrición blanda y es común que los esclerocios formen un anillo rodeando el cáliz. Ambos hongos sobreviven en el suelo en forma de esclerocio, por varios años. Los esclerocios pueden también acompañar a la semilla y de esta manera el hongo se introduce en un lote. La infección del cuello se produce directamente por la germinación micelial de los esclerocios cercanos a las raices o el cuello. Las infecciones de la parte aérea se producen a partir de los esclerocios que han quedado en la superficie del suelo o muy cerca de ella, donde se forman las fructificaciones sexuales de S. sclerotiorum (apotecios) que liberan ascosporas las que se diseminan por el viento y se depositan en flores, hojas y ramas. Necesitan para infectar restos de pétalos o de otras fuentes de energía exógena para germinar y penetrar.

En el cultivo de Frutilla, puede atacar plantas jóvenes, causando damping-off. Infecta los tejidos radiculares en estados más avanzados de desarrollo, causando pudrición radicular, cánceres en la base del tallo, marchitamiento y madurez prematura en muchos hospederos, incluyendo girasoles y lechugas.  El damping-off y el marchitamiento es causado por las germinación de los esclerocios; la pudrición foliar, de tallos, de flores es el resultado de la infección de las ascosporas.
Para la mayoría de los hospederos, las raíces, tallos y follaje infectado desarrollan primero lesiones acuosas, que posteriormente se expanden y toman una coloración café.  

En espárragos, puede desarrollarse en cualquier parte del turión. Las lesiones son irregulares, blandas, acuosas e inodoras de rápida evolución y se cubren de un micelio blanco algodonoso. Sobre el mismo en una etapa avanzada, pueden desarrollar los esclerocios negros y duros.

En almácigos de Tabaco, las plantas atacadas presentan una podredumbre húmeda intensa, que se desarrolla rápidamente y causa grupos de plantas muertas. Luego aparece un moho blanco, algodonoso, el micelio del hongo y algunos gránulos oscuros y duros. Esta enfermedad puede continuar en la plantación causando daños durante todo el ciclo, inclusive durante el curado o el almacenamiento del tabaco.

En el cultivo de maní las infecciones pueden iniciarse en diferentes partes de la planta.
Cuando la infección ocurre en la corona, la planta adquiere una coloración verde seco sin brillo, las hojas se tornan flácidas y en pocos días se produce el cambio de coloración a castaño oscuro casi negro, con la muerte de toda la planta. Si la infección comienza en los ginecóforos (clavos) o en las ramificaciones, se observa una mancha castaño claro con borde bien definido. Cuando las condiciones son favorables para el desarrollo de la enfermedad, la lesión avanza rápidamente hacia la base de la planta, y la rama afectada presenta las hojas flácidas con cambio de coloración, produciéndose su muerte a los 10-12 días y el posterior enriado de los tejidos. También pueden ser atacados los frutos causando su podredumbre.
Esta  especies también forma los esclerocios en los frutos (cajas) y semillas de maní. Como ocurre generalmente con los hongos patógenos presentes en el suelo, las estructuras de resistencia de S. sclerotiorum son también el principal inóculo; por lo tanto, la densidad de esclerocios presente en el suelo es el factor determinante del potencial de inóculo.

Condiciones predisponentes: 

Cuando Sclerotinia sclerotiorum forma parte del complejo de hongos responsables del mal de los almácigos las condiciones predisponentes son: humedad elevada y alta densidad de plantas.

En el cultivo de Girasol, las siembras tardías de cultivares de ciclo largo aseguran la coincidencia entre la floración, la época lluviosa y la temperatura óptima para la formación de los apotecios (18 a 20 ºC). Asimismo la presencia de agua libre por períodos mayores a setenta y dos horas asegura la germinación e infección de las ascosporas. Otros factores a considerar son: la alta densidad de siembra, la siembra en terrenos bajos, el monocultivo de girasol o ausencia de gramíneas en la rotación, el sembrar en terrenos en donde se ha detectado la presencia de la enfermedad, la siembra de material genéticamente no tolerante, el no tratamiento de las semillas con fungicidas sistémicos y el uso de semilla contaminada con esclerocios.

En el cultivo de Soja, las condiciones predisponentes para la infección y el desarrollo de la enfermedad son: temperatura del canopeo menor a 30 ºC y agua libre sobre la superficie de la planta durante 12 a 16 horas. De no darse estas condiciones las ascosporas son viables por un período de alrededor de cuatro días con un HR igual o menor al 60%. Las siembras tempranas y/o de ciclo corto, el uso de variedades de porte erecto,  el espaciamiento entre riego y la rotación con cultivos no susceptibles disminuyen el impacto de esta enfermedad.

En el cultivo de Tomate, las enmiendas compuestas por cáscara de girasol, contaminada con S. sclerotiorum, o bien con cama de pollo hecha con cáscara de girasol, es un vehículo importante para introducir este hongo en campos previamente libres del mismo. El  tiempo fresco, con temperaturas entre 15 y 21º C, alta humedad relativa y agua libre son las condiciones que favorecen la infección. Por to tanto, plantaciones muy densas con poca circulación de aire son especialmente propicias para las epidemias. Se debe tener en cuenta que no existe hasta el momento híbridos de tomate resistente a esta enfermedad, de manera que la rotación de cultivos resulta ser una medida sumamente importante, pero a veces resulta dificil dado que el rango de hospedantes, especialmente de S. sclerotiorum, es amplísimo abarcando a especies cultivadas y malezas de familias como Leguminosas, Cruciferas, Compuestas, Solanaceas, Umbeliferas, Cucurbitaceas y otras. Pocas especies hortícolas se ofrecen como alternativa por ser inmunes o muy" resistentes: maiz, cebolla, ajo, puerro, espinaca, acelga y remolacha. La inundación del terreno durante un periodo de 4 a 5 semanas es efectiva para inactivar los esclerocios aunque por lo general poco práctica. La eliminación de los restos de cultivos atacados (mediante el fuego, o el entierro fuera del tote) y aradas profundas también reducen la cantidad de esclerocios viables. Utilizando una fermentación con estiercol, entre el 80 al 100% de los esclerocios se inactivan en un periodo de 10 a 14 dias. El compostaje de los residuos, bien hecho, es otra forma para eliminar el hongo. Tambien la solarización del substrato es un método eficaz para destruir los esclerocios. Se deben evitar cultivos muy densos y tener cuidado con el riego por aspersión dado que proveen un microclima conductivo a infecciones. En invernadero, colocando un plástico opaco a las longitudes de onda menores a 390 nm. se han obtenido resultados alentadores en el control del hongo en la parte aérea.

En el cultivo de Frutilla, la infección por S. sclerotiorum se ve favorecida por la alta humedad y temperaturas frescas. Las altas densidades de plantación y el riego por aspersión generan las condiciones de humedad necesarias para la germinación del hongo.

Bibliografía:
Mitidieri, M.; Alcoba, N.; Bejarano, N.; Catacata, J.; Dal Zotto, A.; Gariglio, N.; Haelterman, R.; Pérez, B. A.; Rossini, M.; Scandiani, M.; Valentini, G. 2011. Enfermedades de Prunus persica (L.) Batsch (duraznero). Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria; ATLAS FITOPATOLÓGICO ARGENTINO. VOL. 3, Nº 4. Diciembre 2010; Editores: Nome, S.F.; Docampo, D.M.; Conci, L.R. Página/s: 2. ISSN: 1851-8974. URL: http://www.fitopatoatlas.org.ar/publico/detalle.asp?id=2059&i_bib=True&i_loc=True&i_inf=True&i_sd=False&citas=true&encabezado=1#. Fecha de consulta: 10/01/2011. Hospedero: Duraznero - Referencia: 359.
Mercado Cárdenas, G. E.; Pérez Brandán, C.; Giménez Monge, J. L.; Chocobar, M. 2009. Patologías que afectan al cultivo de tabaco en la provincia de Salta y Jujuy (Argentina). XIII Jornadas Fitosanitarias Argentinas. Termas de Río Hondo, Sgo. del Estero. Octubre de 2009. 978-950-673-600-2. Hospedero: Tabaco - Referencia: 483.
Colombo, M.; Obregón, V. 2008. Horticultura General: Consideraciones de cultivo y manejo. VII: Sanidad de los cultivos hortícolas. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); Estación Experimental Agropecuaria - Bella Vista; Centro Regional Corrientes. Página/s: 51-65. ISSN 1515-9299. URL: http://www.inta.gov.ar/bellavista/info/documentos/hortalizas/ST24.pdf. Fecha de consulta: 20/08/2010. Hospedero: Tomate - Referencia: 60.
Oddino, C.; Marinelli, A.D.; Zuza, M.; Garcia, J; March, G.J. 2008. Situación sanitaria regional del maní. 1er Congreso Argentino de Fitopatología. Córdoba 2008. Hospedero: Maní - Referencia: 384.
Gaviola, J. 2007. Ficha Técnica. Producción de semilla de Zanahoria (Daucus carota L.). Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); Estación Experimental Agropecuaria - La Consulta. Página/s: 13. URL: http://www.inta.gov.ar/laconsulta/info/fichatecnica/zanahoria/fichatecnicazanahoria.pdf. Fecha de consulta: 25/10/2010. Hospedero: Zanahoria - Referencia: 229.
Mangione, J. L.; Sánchez, G. M.; Bendaña, F. A. 2007. Enfermedades de poscosecha detectadas en raíces de zanahoria (Daucus carota L.) en el mercado central de Buenos Aires. Resúmenes de trabajos. XXX Congreso Argentino de Horticultura; 25 al 28 de septiembre de 2007; I Simposio Internacional sobre Cultivos Protegidos; La Plata, Buenos Aires, Argentina. ; Asociación Argentina de Horticultura (ASAHO). Página/s: 48. URL: http://www.google.com.ar/search?hl=es&source=hp&biw=1280&bih=802&q=congreso+argentino+de+horticultura+la+plata+2007&aq=o&aqi=&aql=&oq=. Fecha de consulta: 11/02/2011. Hospedero: Zanahoria - Referencia: 368.
Ridao, A. del C.; Fabano, E. J.; UIB (Unidad Integrada Balcarce). 2006. Prevalencia de la Pudrición Húmeda del Tallo de Soja por Sclerotinia en el Sudeste Bonaerense y su Relación con las Lluvias. Facultad de Ciencias Agrarias-Universidad Nacional Mar del Plata; Estación Experimental Agropecuaria - Balcarce. Página/s: 359 - 361. URL: http://www.acsoja.org.ar/mercosoja2006/trabajos_pdf/T95.pdf. Fecha de consulta: 11/08/2010. Hospedero: Soja - Referencia: 159.
Balcaza, L.F. 2006. El cultivo de tomate en el cinturón hortícola de La Plata. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); Corporación del Mercado Central de Buenos Aires; Boletín Electrónico de tomate. Número 3, 10 de julio de 2006; Editores: Nakama, M. y Fernández Lozano, J. Página/s: 10. URL: http://www.mercadocentral.com.ar/site2006/publicaciones/boletin/pdf/Tomate3.pdf. Fecha de consulta: 10/01/2011. Hospedero: Tomate - Referencia: 361.
Windauer, L. B.; Gil, A.; Guglielmini, A. C.; Benech - Arnold, R. L. 2006. Producción de Granos. Bases Funcionales para su Manejo. Capítulo 23: Bases para el Control y Manejo de las Enfermedades en Cultivo para Granos. Editorial Facultad de Agronomía; Editores: Satorre, H. E.; Benech Arnold, R. L.; Slafer, G. A.; de la Fuente, E. B.; Miralles, D. J.; Otegui, M. E.; Savin, R.; Universidad de Buenos Aires. Página/s: 785. ISBN: 950-29-0713-2. Hospederos: Girasol; Soja - Referencia: 149.
Gally, T. 2006. Enfermedades de la semilla de soja en Argentina. Universidad Nacional de Luján; Departamento de Tecnología; Manejo Integrado de Plagas y Agroecología (Costa Rica) No. 78, 2006. Página/s: 86-90. URL: http://orton.catie.ac.cr/repdoc/A1846E/A1846E.PDF. Fecha de consulta: 6/12/2010. Hospedero: Soja - Referencia: 400.
Belmonte, M. L.; Carrasco, N.; Báez, A. 2006. Cosecha Gruesa. Soja, Maíz, Girasol. Manual de campo. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); Estación Experimental Agropecuaria - Anguil; Estación Experimental Agropecuaria - Barrow. Página/s: 106. URL: http://rian.inta.gov.ar/agronomia/Manual_Gruesa.pdf. Fecha de consulta: 31/08/2010. Hospederos: Girasol; Soja - Referencia: 71.
Escande, A. 2005. XIII Congreso Latinoamericano de Fitopatología. III Taller de la Asociación Argentina de Fitopatólogos. Simposios. Enfermedades de soja, girasol, maíz y trigo en sistemas sustentables (siembra directa). Manejo de la sanidad del girasol en sistemas sustentables (siembra directa). Asociación Latinoamericana de Fitopatología. Página/s: 639. Hospedero: Girasol - Referencia: 104.
Miltidieri, M.; Polack, L.A. 2005. Guía de monitoreo y reconocimiento de plagas, enfermedades y enemigos naturales de tomate y pimiento. 8. Guía de reconocimiento de enfermedades en tomate y pimiento. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); Estación Experimental Agropecuaria - San Pedro. Página/s: 12. URL: http://www.inta.gov.ar/sanpedro/info/doc/2005/mm_0506enf.htm. Fecha de consulta: 18/10/2010. Hospedero: Tomate - Referencia: 219.
Corradini, E.; Zilocchi, H.; Cuesta, R.; Segesso, R.; Jiménez, M. L.; Musco, J. M. 2005. Caracterización del sector productor tabacalero en la República Argentina. Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires. Página/s: 171. URL: http://www.minagri.gob.ar/SAGPyA/agricultura/tabaco/03=Informes/02-Publicaciones/_archivos/000002-Estudios/000002-Caracterizaci%F3n%20del%20Sector%20Tabacalero%20Argentino/000001-Informe%203%BA%20Versi%F3n%20-%20Junio%202005.pdf. Fecha de consulta: 26/11/2010. Hospedero: Tabaco - Referencia: 338.
Alcoba, N. J.; Bejarano, N. ; Catacata, J. R. 2005. Enfermedades de los cultivos de Jujuy y Salta - Diagnosticadas en el laboratorio de Fitopatología de la Facultad de Ciencias Agrarias. Cátedra de Fitopatología ; Facultad de Ciencias Agrarias, UNJu. Página/s: 74 en total. ISBN: 950-721-191-8. Hospedero: Tabaco - Referencia: 475.
Colombo, M.H. 2003. Manejo de Enfermedades en Cultivos Protegidos de Tomate. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); Revista Idia XXI Nº 4 ; Agosto de 2003. Página/s: 142 - 146. URL: http://www.inta.gov.ar/ediciones/idia/horticola/tomate02.pdf. Fecha de consulta: 22/10/2010. Hospedero: Tomate - Referencia: 223.
Formento, N. 2003. Segundo Congreso Argentino de Girasol. Módulo III: Sanidad del Cultivo y Plagas. Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR); Moderador: Bertero, A. de Romano. Página/s: 262. ISBN: 987-21423-0-0. URL: http://www.asagir.org.ar/asagir2008/pdf/3-Sanidad.pdf. Fecha de consulta: 16/08/2010. Hospedero: Girasol - Referencia: 175.
Distéfano de Vallone, S. 2002. Enfermedades de la Soja. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria; Estación Experimental Agoprecuaria - Marcos Juárez, Córdoba; Revista de Información sobre Investigación y Desarrollo Agropecuario (IDIA XXI). Nº 3, Oleaginosas, Sección Soja. Página/s: 68 - 74. URL: http://www.inta.gov.ar/ediciones/idia/oleaginosa/soja12.pdf. Fecha de consulta: 20/07/2010. Hospedero: Soja - Referencia: 143.
Escande, A.; Pereyra, V.; Pedraza M. V.; Troglia, C.; Quiroz, F. 2002. Sclerotinia en Girasol. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria; Estación Experimental Agropecuaria - Balcarce, Buenos Aires; Revista de Información sobre Investigación y Desarrollo Agropecuario (IDIA XXI). Nº 3, Oleaginosas, Sección Girasol. Página/s: 140 - 143. URL: http://www.inta.gov.ar/ediciones/idia/oleaginosa/girasol06.pdf. Fecha de consulta: 20/07/2010. Hospedero: Girasol - Referencia: 148.
Polack, A.; Mitidieri, M. 2002. Producción de tomate diferenciado. Protocolo preliminar de manejo integrado de plagas y enfermedades. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); Estación Experimental Agropecuaria San Pedro; Información para extensión - Protección Vegetal n°20. Página/s: 18. ISSN: 0327 - 3245. URL: http://www.inta.gov.ar/sanpedro/info/doc/pdf/polack_protocolo_mip_pdf.pdf. Fecha de consulta: 18/01/2011. Hospedero: Tomate - Referencia: 363.
Pioli, R. 2000. Enfermedades de soja. Revista Agromensajes de la Facultad; Facultad de Ciencias Agrarias-Universidad Nacional de Rosario; Cátedra de Fitopatología. Página/s: 4. URL: http://www.fcagr.unr.edu.ar/Extension/Agromensajes/02/4AM2.htm. Fecha de consulta: 12/07/2010. Hospedero: Soja - Referencia: 107.
Mitidieri, I.; Constantino, A.; Polack, A.; Segade, G. 1998. Balance Fitosanitario 1997. El Clima y la sanidad de los cultivos. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria; Estación Experimental Agropecuaria - San Pedro. Página/s: 2. URL: http://www.inta.gov.ar/sanpedro/info/doc/prv/ac_001.htm. Fecha de consulta: 10/01/2011. Hospederos: Duraznero; Tomate - Referencia: 360.
March, G.J.; Marinelli, A.D. 1998. Manual del maní 3ra. edición. Enfermedades del maní. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria - Estación Experimental Agropecuaria Manfredi. Hospedero: Maní
Vallone, S. D.; Giorda, L. M.; Barreto, D.; Botta, G.; Ivancovich, A.; Laguna, I.; Mitidieri, I.; Ploper, L.; Chavarría, A.; Formento, N.; Vicentini, R. 1997. El Cultivo de la Soja en Argentina. Capítulo 11: Enfermedades. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria; Centro Regional Córdoba; Editores: Giorda, L. y Baigorri, H. Página/s: 446. ISSN: 0329-0077. Hospedero: Soja - Referencia: 106.
Salines, L. a.; Soldini, D. O.; Lorenzo, N.; Fuentes, F. H.; Spontón, F. V.; Gillin, E.; Weilenmann de Tau, M. E. 1997. El cultivo de la soja en Argentina. Capítulo 3: Mejoramiento. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria; Centro Regional Córdoba; Editores: Giorda, L. y Baigorri, H. Página/s: 449. ISSN: 0329-0077. Hospedero: Soja - Referencia: 106.
Ivancovich, A.; Botta, G. 1996. Enfermedades de soja. Guía para su identificación a campo. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria; Estación Experimental Agropecuaria - Pergamino. Página/s: 55. ISBN: 950-9853-67-4. Hospedero: Soja - Referencia: 101.
Mazzanti de Castañon, M.A.; Cundom, M.A.; Cabrera de Alvarez, M.G. 1994. Enfermedades en cultivos protegidos de tomate, pimiento y berenjena, en el nordeste argentino. Hort. Arg. 13(34-35): 1-8. may.-dic. 1994. Página/s: 8. Hospedero: Tomate - Referencia: 347.

La información contenida en el sistema es sometida constantemente a revisiones y cambios, por lo que la Dirección de Vigilancia y Monitoreo se reserva el derecho de realizar los ajustes que sean necesarios en sus listados y el contenido de las fichas cuando se considere conveniente.

Para países importadores, en caso de ser requerido, los mismos podrán solicitar un Informe Técnico Oficial sobre el Estatus Fitosanitario de los Cultivos a la Dirección Nacional de Protección Vegetal quien desarrollará el mismo de acuerdo a la información contenida en esta Base de Datos.