Phaseolus vulgaris

Imagen: 
Nombre vulgar: 
Poroto
Frijol
Español
Tipo de cultivo: 
Hortícolas
Nombre científico: 
Introducción: 

El poroto es originario del sur de Mexico, América Central y América del Sur.
El cultivo del poroto seco (Phaseolus vulgaris L.) ha sido una actividad tradicional en el Noroeste Argentino (NOA) desde comienzos del siglo XX.
A partir de 1970, el poroto se convierte en un cultivo extensivo de gran importancia económica regional, cuyo destino final es la exportación.

Taxonomía: 

Nombre científico: Phaseolus vulgaris L.
Nombre común: La especie Phaseolus vulgaris L. recibe diversos nombres en los países de habla castellana: frijol, frisol, frejol, poroto, habichuela, habilla, caraota, judía, alubia, etc. El más difundido es frijol, término usado desde México hasta Panamá, en Cuba y en parte en Perú. En Colombia se denomina frijol y frisol, en Ecuador frejol y en muchas regiones de Perú, Bolivia y Chile, frejol.
División: Angiosperma
Clase: Dicotiledonea
Orden: Rosales
Familia: Fabaceae
Tribu: Phaseoleae
Género: Phaseolus

Características morfológicas: 

El poroto es una planta anual, herbácea, con el sistema radical bien desarrollado y de crecimiento rápido.

Raíz: pivotante con tendencia fasciculada. Presenta unos nódulos característicos de la familia de las leguminosas ocupados por bacterias del género Rhizobioum, que fijan nitrógeno atmosférico.

Tallo: herbáceo con sección cilíndrica o levemente angular y puede ser de hábito erecto o voluble. Presenta pubescencia con pelos largos o cortos y siempre pelos uncinulados (en forma de gancho) que son característicos del género Phaseolus.

El tallo puede ser identificado como el eje central de la planta, formado por la sucesión de nudos y entrenudos. Generalmente es de mayor diámetro que las ramas y se origina en el punto de inserción radicular. Puede tener crecimiento determinado o indeterminado.

Hojas: son trifoliadas con folíolos triangulares, con dos estípulas en la base del pecíolo y estípulas en la base de los folíolos. El folíolo central es simétrico y los laterales asimétricos. Las hojas del poroto son de dos tipos:
Simples: correspondientes a las hojas primarias, de inserción opuesta; son enteras, unifoliadas, cordadas, ovaladas u orbiculares, acuminadas, con pecíolos glabros o ligeramente pubescentes.
Compuestas: trifoliadas, dispuestas en forma alterna. Tienen tres folíolos, un pecíolo y un raquis. El folíolo central o terminal es simétrico, acuminado y los dos laterales asimétricos acuminados. Todos son ovalados a triangulares, glabros o sub glabros.

Inflorescencia – Flor: las flores forman racimos compuestos que se originan por la actividad de la tríada de yemas ubicadas en la axila de las brácteas primarias. Los racimos pueden ser axilares o terminales, teniendo ello relación con el tipo de hábito de crecimiento. La morfología floral facilita la autofecundación, dándole el carácter de autógama.

Fruto: el fruto del poroto es una legumbre, con distintas formas, tamaños, colores, textura y número de semillas, que caracteriza a las distintas variedades. Deriva de un ovario unicarpelar, supero con placentación marginal.

Semilla: la semilla del poroto es exalbuminada (contienen sus reservas nutritivas en los cotiledones). La semilla tiene una amplia variación de color (blanco, rojo, crema, negro, café, amarillo, beige, etc.) y brillo (opaco, intermedio y brilloso). La forma y tamaño también son variables. Las hay elípticas, esféricas, arriñonadas, oblongas, etc. y con un peso que puede variar entre 15 a más de 60 gramos las cien semillas.

Fenología del cultivo: 

En el ciclo biológico del poroto se distinguen dos fases bien diferenciadas:

La fase vegetativa: se inicia con la germinación y culmina con la aparición del primer botón floral en las variedades determinadas o el primer racimo en las indeterminadas; y la fase reproductiva: que va desde el primer botón floral o racimo hasta la madurez de la cosecha. El período crítico de este cultivo corresponde a la floración. Durante el mismo no deberían producirse bajas ni altas temperaturas, ya que se vería afectada la posterior producción de las semillas. Asimismo cualquier ocurrencia de plagas o estrés hídrico provocaría mermas en la producción.

El ciclo del cultivo dura aproximadamente entre 90 y 100 días, hasta 120 en ciclos largos.

Variedades comerciales: 

Para poroto seco
Semillas con tegumento blanco: Alubia (Selección Cerrillos INTA), Bolita cristal, Bolita común, Great Northern, Navy Bean, Triguito.
Semillas con tegumento pigmentado: Red Kidney Dark, Red Kidney Light y Negro.

Para poroto chaucha:
Estas variedades se las puede agrupar según:
a) la forma de crecimiento (determinado o indeterminado)
b) el color de las vainas (verdes o amarillas)
c) la sección de las vainas (ovalada y redondeada)

Variedades de enrame: Balina, Painé INTA, Contraancha.
Vaiedades enanas: sección ovalada: Bush 26, Caesar, Roma II; sección redondeada:Lago Azul, Labrador.

Requerimientos del cultivo: 

Térmicos
El poroto es una especie termófila, es decir que soporta muy poco las bajas temperaturas. Se cultiva tanto en el trópico como en las zonas templadas. El desarrollo vegetativo normal se logra cuando las temperaturas medias mensuales se mantienen entre 16 y 25° C, siendo la mínima media mensual óptima de 10°C y la máxima media mensual óptima de 28°C. La temperatura óptima de crecimiento es de 25/20°C (día/noche). Temperaturas entre 35/20°C (día/noche) o 35°C constantes durante la floración reducen considerablemente el porcentaje de polen viable. Las altas temperaturas afectan negativamente la actividad metabólica, la viabilidad del polen, el crecimiento del tubo polínico y del embrión. Las bajas temperaturas, por otra parte, reducen el rendimiento al provocar el aborto de las semillas. Con temperaturas menores a 16,7°C se produce un retardo en el crecimiento del tubo polínico y una reducción del número de semillas formadas o retenidas por vaina.

Lumínicos
El papel principal de la luz está relacionado con la fotosíntesis, pero también afecta a la fenología y morfología de la planta, por medio de reacciones de fotoperíodo y elongación. Se puede decir que es un cultivo indiferente al fotoperíodo, aunque responde a días cortos y por lo cual los días largos causan demoras en la floración y en la madurez.

Hídricos
El requerimiento óptimo de agua durante el cultivo oscila entre 350 a 400 mm, distribuídos uniformemente. Como la mayoría de los cultivos, el poroto posee períodos críticos durante los cuales una deficiencia de agua causa un serio decrecimiento de la producción. La deficiencia hídrica más perjudicial es la ocurrida en las fases de floración, fructificación o formación de vainas y llenado de grano. El estrés provoca bajo número de retención de flores y aborto de óvulos. El exceso de agua también es perjudicial, ya que ocasiona graves daños en la producción principalmente por enfermedades fúngicas.

Edáficos
El poroto es un cultivo exigente que requiere suelos aptos para la agricultura y de éstos, aquellos correspondientes a las clases superiores de clasificación de suelos por capacidad de uso, es decir sin limitaciones o con limitaciones muy leves (bien drenados, permeabilidad moderada, texturas franco limoso grueso, franco o franco arenosos, estructura migajosa o granular, con buen contenido de materia orgánica, ausente de salinidad y de alcalinidad).

Manejo del cultivo: 

Los suelos deben ser sueltos, arenosos, francos y franco-arenosos, mientras que los arcillosos y pesados no son tolerados.

Para poroto seco, se suele usar la práctica de desinfección de semilla con el objetivo de lograr un mejor cultivo preservando a la plántula del ataque de enfermedades y plagas en sus primeros días de vida, permitiendole un desarrollo sano y rápido en este primer ciclo. La época de siembra varía según la zona de cultivo siendo, en la zona típica de Salta, entre el 15 de enero y 15 de febrero.

El cultivo de poroto no se riega, aunque en aquellos casos en que el productor quiere obtener semilla de buena calidad y siembra en primavera, sí debe utilizar riego.
La cosecha debe comenzar cuando un 70 % de las vainas estén maduras. Si se efectúa cuando las vainas están verdes, los granos se arrugan y si se colectan con chauchas muy maduras, ocurren pérdidas por desgrane o ataque de plagas y patógenos.

En poroto chaucha, la siembra debe realizarse luego de pasado el peligro de heladas tardías. En las variedades de enrame se efectúa tutorado. Se suele utilizar riego por surco. La cosecha, en las variedades de rama comienza a los 60-80 días del ciclo. En las variedades enanas la cosecha se inicia a los 50 días de la siembra.

Áreas y Volúmenes de producción: 

La producción se localiza en el NOA (noroeste argentino) que cuenta con condiciones agroclimáticas aptas para su desarrollo. Comprende las provincias de Salta, que es el principal productor, además de Santiago del Estero, Jujuy, Tucumán. Por otra parte se suman las zonas no tradicionales de la región Centro sur de Santiago del Estero y Norte de Córdoba.

Volúmenes exportados: 

El principal destino de las exportaciones en el último año fue Brasil. También se exportó en volúmenes menores a: Turquía, Pakistán, Italia, Argelia, España, India, Portugal y Emiratos Árabes.

Bibliografía consultada: 

De Simone, M. y Failde de Calvo, V. 2002. El cultivo de poroto en la República Argentina. Salta. INTA. 308 p. ISBN 987-521-067-6

Vigliola, M.I. 2007. Manual de horticultura. Editorial Hemisferio Sur. 264 p. ISBN 978-950-504-457-3