Salvia hispanica

Imagen: 
Nombre vulgar: 
Chía
Español
Tipo de cultivo: 
Industriales
Oleaginosos
Nombre científico: 
Introducción: 

La familia Lamiaceae incluye unas 3000 especies distribuidas en regiones cálidas y templadas de ambos hemisferios. Son plantas aromáticas (poseen aceites esenciales en pelos glandulares de las hojas y los tallos), herbáceas, sub arbustivas o arbustivas con tallos generalmente de sección cuadrangular.
Dentro de esta familia hay numerosas especies de valor ornamental, medicinal y aromático y son muy utilizadas como condimentos y para la elaboración de perfumes.
El género Salvia (antiguo nombre latino derivado de salveo, sanar o salvar) agrupa aproximadamente 900 especies, dentro de las cuales existen plantas herbáceas y arbustivas cuyas flores pueden ser muy atractivas y de diversos colores.
La Chía si bien resulta una verdadera novedad en nuestro mercado, se sabe que hace ya 3500 años a.C. era conocida como un importante alimento-medicina. En la época precolombina era para los Mayas uno de los cuatro cultivos básicos destinados a su alimentación, junto al maíz, el poroto y el amaranto. Con el paso del tiempo su uso cayó en el olvido y fue a finales del siglo pasado que el interés por la Chía resurgió, ya que se la puede considerar una buena fuente de fibra dietaria, proteína y antioxidantes. En el año 1991 se reconocieron sus propiedades y fue reactivado su cultivo gracias a un programa de desarrollo e investigación de la Universidad de Arizona, promoviendo la recuperación de este cultivo subtropical en EEUU, México y Argentina.
Salvia hispanica L. conocida vulgarmente como “Chía” es una especie originaria de las áreas montañosas del oeste y centro de México y del norte de Guatemala.
Es utilizada, principalmente, por la industria alimenticia de diferentes maneras. Las semillas remojadas en agua liberan el mucílago, produciendo un líquido gelatinoso que es saborizado con jugos vegetales o esencias y consumido como bebida refrescante en México. También son molidas para preparar una harina fina y de sabor intenso, llamada "pinole", que se mezcla con harina de cereales para preparar tortillas u otros bizcochos. Además se la utiliza como ingrediente para panificación, barras energéticas, suplementos dietéticos, en dietas de aves para producción de huevos y carne y en dietas de vacas lecheras, entre otros.
Otra alternativa es la de consumir los brotes tiernos como verdura cruda o cocida en las ensaladas.
Las semillas de Chía aportan ácidos grasos esenciales (ácidos grasos poliinsaturados) los cuales son muy importantes para la nutrición humana. Estos son los ácidos grasos Omega-3 (ácido linolénico y sus derivados de cadena larga) y los ácidos grasos Omega-6, cuyo precursor es el ácido linoleico. En este sentido es importante resaltar que las semillas de Chía representan la fuente vegetal con más alta concentración de ácidos grasos Omega-3.
Además del elevado contenido de ácidos grasos esenciales, las semillas de Chía contienen compuestos con actividad antioxidante (principalmente flavonoides), proteínas (23 %), aminoácidos esenciales, vitaminas (es una buena fuente del grupo B) y minerales (Ca, Fe, Mg, K, P, Zn y Mn).
Otra característica importante es su cantidad (27 %) y calidad de fibra, sobre todo en forma de fibra soluble.
Otra de las formas de uso de las semillas de Chía es a través de su aceite, obtenido por prensado en frío y sin proceso de refinado para no perder sus principios nutricionales. El aceite además de ser empleado como alimento también es usado en la industria de los cosméticos, siendo también un excelente aceite "secante" para la protección de pinturas, artesanías y maderas finas.

Taxonomía: 

Reino: Plantae
División: Angiospermae
Clase: Dicotiledonae
Orden: Lamiales
Familia: Lamiaceae
Género: Salvia
Especie: hispanica

Características morfológicas: 

Es una hierba anual, de ciclo estival. Mide aproximadamente entre 1 y 1,5 mts. de altura. Sus tallos son ramificados de sección cuadrangular con pubescencias cortas y blancas. Las hojas son simples, opuestas ovales o lanceoladas con bordes aserrados y miden de 4 a 10 cm de largo y 3 a 5 cm de ancho.
Posee flores hermafroditas, de colores púrpura a blanco, dispuestas en cimas terminales. Sus frutos son aquenios, comúnmente llamados “semillas”. Son frutos indehiscentes, monospérmicos, ovales, suaves y brillantes, de color negro grisáceo con manchas irregulares rojizas en su mayoría y algunos blancos. Miden entre un milímetro y medio y dos milímetros de longitud.

Producto a exportarse: 

Grano (destino a consumo humano o animal).
Semilla (destino a siembra)

Requerimientos del cultivo: 

Salvia hispanica es una especie sensible a las heladas que crece en condiciones tropicales y subtropicales.
En cuanto a las condiciones edáficas en las que se desarrolla, puede decirse que favorecen su crecimiento la disponibilidad de una amplia variedad de niveles de nutrientes y humedad, esta última es muy importante sobre todo para la germinación. Una vez establecida la plántula se comporta bien con cantidades limitantes de agua. Por otro lado los suelos donde mejor se desarrolla la planta son los arenosos-limosos, aunque también pueden crecer en suelos arcillosos-limosos de buen drenaje.
El cultivo es sensible a la duración del día (es una especie de días cortos) y su período de crecimiento y fructificación dependerá de la latitud donde se implanta.
Los primeros 45 días son críticos, porque esta especie crece muy despacio durante ese período, y las malezas, principalmente latifoliadas, pueden competir con ella por luz, nutrientes y agua.

Áreas y Volúmenes de producción: 

La producción de Chía en Argentina se realiza principalmente en la Región Noroeste del país. Dentro de las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán y Catamarca.
Debido a que este cultivo es sensible a las bajas temperaturas, la zona apta para su cultivo se ubica en la región ecológica de la Selva de las Yungas, en la zona de la Selva Pedemontana y en valles intermontanos de esta región ecológica. El clima en esta zona es tropical serrano, donde los períodos de heladas acotados y la cantidad de precipitaciones permiten la realización de este cultivo.

Volúmenes exportados: 

Durante el año 2017 se exportaron mas de 8.500 toneladas de grano y semilla de Chía a distintos países, entre los que se encuentran, como principales importadores, Estados Unidos, Alemania, Chile y Holanda (Países Bajos).

Bibliografía consultada: 
  • Lobo Zavalía et. al. 2011, "Desarrollo del cultivo de chía en Tucumán, Republica Argentina". Avance Agroind. 32 (4): 27-30).